Loading...
Artículos

Seguridad al pie

Los seres humanos caminamos bípedamente, es decir, disponemos de dos largas extremidades que salen de nuestra cadera, la cual soporta nuestra columna en una posición vertical que hace más difícil y pesado el soporte de la cabeza. Esta posición representó grandes ventajas para nosotros, ya que se liberaron los brazos y manos para realizar otras tareas.

Sin embargo, hay una parte de nuestro cuerpo que poco tomamos en cuenta en este asombroso proceso que es el andar: nuestros pies.

Los pies han evolucionado desde la aleta de los primeros tetrápodos que emergieron del pantanos poco profundos, y que dieron sus primeros paseos por tierra firme. Al ir diferenciándose los huesos de las aletas para ir formando dedos y talones, algunos tetrápodos diferenciaron sus extremidades superiores de las inferiores. En estas últimas la cadera fue desarrollándose para soportar más peso, siendo el hueso coxal fundamental en este proceso. En los seres humanos los pies fueron obteniendo características muy particulares, sobre todo para la posición bípeda, ya que permite una fuerza de tracción adecuada y funcional (gracias a un talón más grande) entre el suelo y el andar humano.

Resultado de imagen para human foot bones comparative with paddle

fuente: Early Evolution of the Foot, Leslie Klenerman y Bernard Wood

 

Al ser una parte del cuerpo inferior en cuanto su posición, solemos tenerla infravalorada y tenerle pocos cuidados. A veces, uno no es plenamente consciente de su importancia, hasta que la fortuna nos lo fractura o nos llega a doler por un golpe fuerte (¿Quién no ha tenido esos golpes en el dedo pequeño que hacen maldecir en todos los idiomas?). Es entonces que la realidad nos hace notar que los pies son fundamentales para que diariamente seamos las personas que somos y podamos hacer nuestras actividades sin mayor contratiempo.

Es por esta razón que el cuidado de los pies es más que importante, es vital. Dependiendo del trabajo que las personas tengamos, el calzado es una parte indispensable para operar de mejor manera. Tanto si estamos en una oficina como en el campo o en la producción industrial, contar con nuestros pies cómodos y seguros es la diferencia entre un buen día o meses de incapacidad. En el sector industrial, los trabajadores suelen tener tareas complicadas que involucran pesos, materiales corrosivos o cortantes. Cualquiera de estos materiales interceptando nuestro paso puede ser devastador, dejando en ocasiones secuelas o lesiones de por vida.

Tener en cuenta los riesgos es crucial para definir el tipo de protección que se quiere obtener. Los riesgos en la industria pueden ser:

  • Aplastamiento o pinchazos.
  • Salpicaduras químicas.
  • Quemaduras.
  • Electricidad.

La siguiente gráfica muestra los sitios de trabajo donde suelen ocurrir más accidentes relacionados con los pies.

 

fuente: http://bit.do/eQxjD

 

Nuestros pies en la industria ocupan que el calzado que se use, correspondiente a la actividad que realicemos,  resuelva la mayor parte de estas problemáticas, dotando a nuestras extremidades inferiores olvidadas (los pies) de la protección necesaria.

En Industore Global queremos que los pies de todos los trabajadores en la industria estén a salvo, por eso disponemos en nuestra tienda de un amplio catálogo de calzado industrial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *